En blog, Detección de contaminantes físicos en alimentos, Detector de metal, Detector de metales, Detector de metales alimentos, detector de metales industrial, Detector de metales México

 

El yogurt es uno de los alimentos fabricados industrialmente que más disfrutan los mexicanos. Es igual uno de los más vendidos: entre los 74 mil millones de pesos obtenidos por la venta de productos lácteos, 20 mil millones se obtuvieron por la comercialización del yogurt. Esta preferencia y altos niveles de venta hacen necesario mantener los niveles de seguridad y calidad, lo que es posible mediante el control de los contaminantes con ayuda de tecnología, como el detector de metal.

 

Hay varios tipos de contaminantes comunes en el yogurt, pero, en esta publicación, nos referiremos a los contaminantes físicos, sus riesgos y las herramientas y tecnologías que permiten evitarlos para que las empresas mexicanas no formen parte de esa lista de marcas denunciadas por la contaminación en yogurt en otros países, por ejemplo, Clesa en España, que estuvo involucrada en un caso de contaminante metálico en uno de sus productos y que pudo haberse evitado con la utilización de detector de metal.

 

Importancia de la HACCP para los productores de yogurt

 

El yogurt es uno de los alimentos básicos de la dieta de muchos mexicanos, lo que se debe no solo a su delicioso sabor, sino a su alto valor nutricional, ya que contienen proteínas, bacterias ácido lácticas benéficas para el sistema inmune, vitaminas y minerales; sin embargo, su producción enfrenta varios desafíos relacionados con la calidad y seguridad alimentaria. Una manera en que las empresas pueden superarlos, es implementando un plan HACCP, cuyos principios pueden aplicarse con detectores de metal.

 

Cuando se habla de HACCP (análisis de peligro y punto críticos de control), se hace referencia a un sistema y una metodología diseñados para la identificación, evaluación y control de los distintos tipos de peligros presentes en la producción del yogurt, permitiendo así garantizar tanto su calidad como inocuidad.

 

El plan HACCP se considera como uno de los más efectivos a nivel mundial y se aplica en la producción de cualquier tipo de producto alimentario. Su implementación hace que las empresas se anticipen a los mencionados peligros durante el procesamiento, envasado y embalaje de los alimentos, evitando de esta manera que lleguen hasta los consumidores, que ocurran lesiones o enfermedades tras el consumo de productos contaminados y acciones legales que pueden causar notables pérdidas.

 

El sistema HACCP es establecido conforme al Codex Alimentarios y se basa en siete principios que es posible aplicar con ayuda de los detectores de metales:

Analizar los peligros potenciales.

● Determinar los PCC o puntos de control críticos.

● Fijar uno o varios límites críticos.

● Implementar un sistema para vigilar y controlar los puntos críticos.

● Establecer medidas enfocadas en corregir los problemas y que se adopten tras corroborar la falta de control en         un punto crítico.

● Implementar procedimientos para comprobar y confirmar el funcionamiento y eficacia del sistema HACCP.

● Documentar con detalle cada proceso y registro para la aplicación de la serie de principios.

 

Los contaminantes físicos en el yogurt y sus riesgos

 

Como mencionamos, el sistema HACCP se enfoca en prevenir los diferentes tipos de contaminación: químicos, biológicos y físicos. Con respecto a estos últimos, derivan la contaminación de diferentes materiales extraños al producto que se hallan en varios puntos de la cadena de producción, desde la ordeña de las vacas hasta la zona de fabricación.

 

En los yogures, se han detectado los siguientes contaminantes y sus riesgos, que es necesario evitar mediante tecnología de punta, como los detectores de metales:

 

Vidrio

Procede de botes, botellas, focos de luz, instrumentos, entre otras fuentes. Puede causar hemorragias y cortes y, en ciertos casos, se requiere cirugía para su extracción.

 

Madera

Las fuentes de contaminación típicas son cajas de madera, materiales de construcción, plataformas de carga, entre otras y son causantes de atragantamiento, cortes e infecciones. En casos extremos, el contaminante tiene que ser extraído con cirugía.

 

Piedras

Procede de materiales de construcción o del edificio y causar atragantamiento y daños en dientes.

 

Metales

Están entre los principales contaminantes y proceden de la maquinaria de procesamiento, de los empleados ante un descuido o de la instalación y pueden causar infecciones, cortes y es posible que se requiera la cirugía para su extracción.

 

Plásticos

Surgen de envases, embalajes, equipos y plataformas de carga y causan cortes, infecciones y atragantamientos. En ciertos casos, es necesario extraer con cirugía.

 

Tecnologías para evitar los contaminantes físicos

Junto a la implementación del sistema HACCP, es indispensable utilizar tecnologías en puntos críticos para evitar la contaminación física. Hay dos opciones:

 

Detectores de metales

Un detector de metal es la solución estándar dentro de empresas de yogurt, debido a que el metal es el contaminante de mayor riesgo y probabilidad. Ayudan a detectar metales ferrosos, no ferrosos y aceros inoxidables y funcionan tanto en productos empacados como no empacados.

 

Máquinas de rayos X

Se diseñan para detectar una gran variedad de contaminantes, desde piedras, metales, huesos, vidrios, entre otros. Igualmente, permiten conocer la posición del contaminante físico y se ofrece en diferentes diseños y adaptaciones.

Si necesitan alguna de estas tecnologías, encontrarán los mejores equipos en nuestra venta de detectores de metales y máquinas de rayos X. Contacten a nuestros expertos al (614) 180 3950 o escríbannos a la dirección: ventas@suminsaindustria.com.

Publicaciones recientes

Dejar un Comentario

Comience a escribir y presione Enter para buscar

whatsapp
detectores de metaldetectores de metales