En Detector de metal, Detector de metales, Detectores de metales

Las empresas de la industria alimentaria son responsables legales de producir y comerciar comestibles seguros para la salud humana. Existen métodos para garantizar la inocuidad alimentaria, como las certificaciones, programas y tecnologías variadas, por ejemplo, los detectores de metales. Su aplicación asegura que los alimentos vendidos y distribuidos sean seguros, además disminuye los riesgos. Hay varias razones por las que deben aplicarse todas las medidas posibles para garantizar la inocuidad alimentaria, entre las que destacan las siguientes.

Prevención de enfermedades gastrointestinales

Utiliza procedimientos seguros para manipular los alimentos. Las personas pueden presentar signos leves o graves causados por consumir productos que no fueron procesados según estrictas normas de seguridad. Entre los causantes de enfermedades gastrointestinales, destaca la bacteria Escherichia coli (E. coli) que se encuentra en carne contaminada con heces, leche sin pasteurizar o líquidos contaminante.

La intoxicación o daños por agentes virales y bacterianos no son los únicos, también puede ocurrir por la ingesta de metales u otros productos sólidos. Una excelente forma de prevenir este tipo de riesgo es usar detectores de metales o sistemas de inspección por rayos X, que son soluciones para las pymes alimentarias.

Optimización de los estándares de la industria alimentaria

Las normas que regulan la inocuidad alimentaria tienen que estar estandarizadas para el cumplimiento en cada eslabón de la cadena alimentaria, desde la producción, almacenamiento, distribución hasta la venta; e incluyen reglas relacionadas con la recepción, almacenamiento, preparación, cocción, enfriamiento, recalentamiento, exhibición, empaque, limpieza, desinfección, control de plagas, transporte, envío, entre otros.

Con respecto a los eslabones relacionados con las operaciones dentro de las fábricas, es importante que los controles sean mucho más rigurosos, debido a que en ellos ocurre la mayoría de las contaminaciones. Ejemplos son la recepción, procesamiento, preparación y empaque de las mercancías. En ellos deben aplicarse tecnologías de alta eficiencia como los detectores de metales o las seleccionadoras por color.

Asegurar alta calidad

Las bacterias tienen una capacidad impresionante de multiplicación cuando los comestibles no son mantenidos a temperaturas menores a 5 °C o mayores a 60 °C. Ocurre también cuando los alimentos cocidos o crudos no son almacenados de forma separada. Almacenar adecuadamente los alimentos garantiza su calidad, además retiene su color, sabor, textura, nutrientes y, al mismo tiempo, disminuye la aparición de bacterias.

Manipular los alimentos de forma segura permitirá que los consumidores finales disfruten todos sus beneficios nutricionales. Si los clientes se han tomado el tiempo de elegir alimentos saludables de forma adecuada, estos tienen que conservarse para que los nutrientes no resulten afectados.

Protección de los alimentos

Los empaques no funcionan solo como un diseño para atraer a los consumidores, también son protectores de los alimentos ante daños físicos, minimizan los desperdicios, disminuyen la cantidad de conservadores y son útiles para imprimir los datos nutricionales y la fecha de vencimiento. Son un buen método para asegurar la inocuidad alimentaria, pero antes de enviarse a los consumidores finales deben inspeccionarse, ya que pueden contener contaminantes. Es importante que sean inspeccionados los alimentos empacados con tecnologías adecuadas, como los detectores de metales.

Los empaques pueden contener contaminantes, como piezas metálicas de los equipos de procesamiento o artículos humanos, como anillos, no obstante, un detector de metal es la mejor solución. Pueden ocurrir problemas cuando se usan empaques metalizados, aunque se solucionan con otras tecnologías, como los sistemas de inspección de rayos X, que pueden detectar no solo metales, también plástico, cristal, entre otros.

Mejoras a la salud

Las enfermedades transmitidas por comestibles implican gastos millonarios anuales para compensar salarios perdidos y atención, además pueden derivar en consecuencias a largo plazo. Por tal motivo, es importante capacitar sobre los estándares de calidad, uso de tecnologías de detección y programas de disminución de riesgos para la salud. A medida que se optimiza la inocuidad alimentaria, se obtienen resultados indirectos para la salud de los consumidores y disminuyen los riesgos de demandas.

En resumen, aplicar todas las medidas y tecnologías necesarias para la inocuidad alimentaria beneficia a los negocios y demuestra la debida diligencia que tienen para producir y comerciar alimentos. Dicha aplicación proporciona los siguientes beneficios

En resumen, un programa adecuado y apropiado sobre la inocuidad alimentaria beneficiará tu negocio al demostrar la debida diligencia para producir y vender alimentos inocuos. Este plan, con el tiempo, mostrará los siguientes beneficios:

  • Evita intoxicaciones.
  • Ahorra dinero al no desechar alimentos.
  • Optimiza la organización durante el proceso productivo.
  • Incrementan los estándares de calidad.

Si desean garantizar la inocuidad alimentaria, adquieran un detector de metales o sistema de inspección de rayos X con Suminsa. Para más información completen el formulario en nuestro sitio web o visítennos en Perif. de la Juventud 6902-22-A, Plaza Cumbres, 31207 Chihuahua, México.

Publicaciones recientes

Comience a escribir y presione Enter para buscar

whatsapp